Día de los pueblos indígenas

Las culturas originarias y su conexión ancestral con la celebración del solsticio de invierno

Por segundo año consecutivo se celebra en el país este día dedicado a relevar y reconocer a los pueblos originarios.

El solsticio de invierno es el momento astronómico en cual el sol alcanza la mayor latitud en el hemisferio norte, llamada también “máxima declinación norte”. Este evento que ocurre hoy, martes 21 de junio, significa que es el día de menor duración de la luz solar, por lo que se le denomina comúnmente como el día más corto del año.

De este modo, se da inicio oficialmente al invierno en el hemisferio sur, evento donde el sol ilumina en forma oblicua a esta parte del planeta, y a su vez, comienza el verano en el hemisferio norte.

De acuerdo con diversos estudios arqueoastronómicos este evento tiene -desde tiempos ancestrales- una profunda conexión con los pueblos originarios quienes organizaban su vida social, cultural y arquitectónica en torno a los ciclos de la naturaleza.

Esta es la fecha más importante del año para quienes pertenecen a alguno de los diez pueblos indígenas de Chile y entre las fiestas con más convocatoria se cuentan el Wetxipantü mapuche (24 de junio) y el Machaq Mara aymara (21 de junio)


La cultura de nuestro país se inició en la época prehispánica, con la llegada de los primeros seres humanos al actual territorio chileno, hace unos 13 000 años.

Según la ley 19.253, el Estado reconoce como principales etnias indígenas de Chile a:

Mapuches 

Ubicados principalmente en las regiones VIII, IX y X, se caracterizan como agricultores, cazadores y ganaderos. Los mapuches se organizan en agrupaciones familiares con un jefe, llamado «lof» o «levo» y el conjunto de éstas se llamaba «rehue» que se reunía solo para ocasiones especiales.

Aymara: Ubicados en el norte del país, los Aimara recorrieron las tierras altiplánicas de la Cordillera de los Andes. En el pasado, se dedicaban principalmente a la agricultura y ganadería.

Rapa Nui: En la isla de Pascua se desarrolla la cultura polinésica rapanui, que casi se extinguió a mediados del siglo XIX, pero sigue viva y a la fecha es uno de los principales atractivos culturales de Chile.

Diaguitas: Los diaguitas se hallaban más al sur que los atacameños, se trata de una rama suboccidental, estos consiguieron desarrollar la agricultura, sirviéndose de un sistema de riego que aprovechaba las terrazas escalonadas excavadas en las laderas, donde cultivaban maíz, papas y calabazas.

Atacameños: Los atacameños son un pueblo originario que habita en los valles y quebradas de la Provincia de El Loa en la Región de Antofagasta.

Quechuas: Los quechuas se definen como etnia a partir de su lengua, la quechua. Las primeras comunidades constituidas se localizaban en Ollagüe y en el río San Pedro, afluente del río Loa en su curso superior, de la Región de Antofagasta. Dentro de sus tradiciones se encuentra el desarrollo de la artesanía alfarera y textil.

Collas: Ubicados principalmente en la zona de Potrerillos, Inca de Oro, Quebrada de Paipote, San Miguel y San Andrés y en el río Jorquera, lugares que corresponden a las Comunas de Chañaral, Copiapó y Tierra Amarilla de la Región de Atacama.Su actividad económica se basaba en la ganadería y en menor medida en la agricultura.

Changos: Habitaron la costa del desierto de Atacama hasta Coquimbo. Fueron cazadores y pescadores marinos destacados por su gran movilidad, quienes hacían uso de balsas de cuero de lobo marino, embarcaciones resistentes que permitían la pesca de alta mar.

Kawashkar: El territorio de los kawésqar abarcaba desde el norte del Golfo de Penas y llegaba por el sur hasta la costa occidental de Tierra del Fuego, aproximadamente, en la desembocadura del Canal Beagle en el Océano Pacífico. En el pasado, fueron un grupo canoero, nómada y cazador recolector.

Yagán: Poblaron los archipiélagos del extremo, desde la Península de Brecknock hasta el Cabo de Hornos. Pertenecen a los grupos canoeros australes, quienes se caracterizan por ser pueblos nómades que complementaban la caza, pesca y recolección. La canoa fue central en su economía y en su forma de vida

Con el fin de relevar este lazo ancestral y el reconocimiento hacia los pueblos originarios, el Congreso aprobó en 2021 la ley 21.357 que declaró el Día Nacional de los Pueblos Indígenas.

Es importante aclarar que no todos los términos que se usan para designar a los pueblos originarios, no son iguales. A continuación las especificaciones:
Pueblo originario: Hace mención a los pueblos que existieron y poblaron diferentes lugares del mundo antes de la Conquista. No se refiere solamente a los pueblos de América.

Indígenas: En 1492, Colón creyó llegar a las “Indias”, por lo que denominó indios a los/as habitantes del continente americano. El concepto «indígenas» fue aceptado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en 1989, intentando dar uniformidad a las personas y olvidando la diferenciación.

Aborigen: Tiene dos derivaciones. «Ab»= desde y «Origine»= origen: «desde el origen». «Aborigen» es un término que proviene del latín “ab origine”, que quiere decir «los que viven en un lugar desde el principio o el origen»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *